¡Usando este método recordarás el 90% de lo que aprendas!

¿Quieres aprender más rápido? Sea lo que sea lo que estés aprendiendo, ya sea un nuevo idioma, tocar un instrumento o estudiar para un examen, quieres que el tiempo que empleas en aprender sea efectivo. Quieres que el tiempo que sacrificas tenga su recompensa y quieres retener cuanta más información mejor durante el mayor tiempo posible.

La clave para un buen estudio no es la cantidad de tiempo que inviertes, sino los resultados. En otras palabras, lo que permanece en la memoria de uno.

1




El concepto del cubo de agua

Es más sencillo comparar cómo nuestro cerebro recuerda información con un cubo de agua, con una pequeña excepción. Para llenar un cubo de agua, simplemente vertimos agua hasta que rebose. Nuestro cerebro no funciona así. No podemos “verter” conocimiento en él. Mucha de la información sale del cerebro y la olvidamos.

2


La analogía con un cubo que pierde agua parece muy negativa, pero es normal. Si una persona lo pudiese recordar todo se volvería loca. Una persona puede recordar muchos hechos y experiencias, pero no todas. Algunas partes, simplemente, las olvidamos.

3


Los científicos involucrados en el estudio de la memoria han descubierto que la gente recuerda lo siguiente:

  • el 5% de lo que han aprendido durante las clases
  • el 10% de lo que han leído ellos mismos (libros, artículos…)
  • el 20% de lo que han aprendido mediante ayuda audiovisual (películas, aplicaciones, etc)
  • el 30% de lo que ven, como cuando alguien nos enseña a realizar una tarea
  • el 50% de lo que se ha dicho, como con una discusión de grupo
  • el 75% de lo que han aprendido mediante repetir algo de manera regular
  • el 90% de lo que han aprendido y han tenido que ponerlo en práctica inmediatamente, como cuando le explicamos la información a otra persona

¿Cómo aprendemos?

La mayoría de las veces en clase, donde leer y ver imágenes es lo más común, pero incluso así, el 80% de lo que nos enseña el profesor lo olvidamos. Simplemente, estamos enseñando a nuestro cerebro a aceptar la información de manera pasiva, no a memorizarla y ponerla en práctica.

¿Quieres saber cómo aprender? ¡Échale un vistazo a la página siguiente!

4


source : lifehack.org

Reply