Una niña de 6 años participó en un experimento controvertido. La reacción de los adultos es sorprendente y vergonzosa al mismo tiempo…

Hace un tiempo, en la capital georgiana de Tiflis, la UNESCO llevó a cabo un interesante experimento que dice mucho sobre los humanos actuales. ¿Cómo juzgamos a los demás? ¿Siempre ayudamos a los demás sin esperar nada a cambio o, por el contrario, hay factores que nos ayudan a seleccionar a las personas a las que les echamos una mano?

La persona más importante del experimento era Anna, de seis años, que hacía dos papeles. Primero era una chica de una familia rica y luego una niña descuidada de una familia pobre. En ambos casos hacía el papel de niña perdida entre la multitud buscando ayuda para encontrar a sus padres. Las conclusiones de los cámaras son muy tristes…

bieda-i-bogactwo


La pequeña Anna pedía ayuda entre los clientes de un restaurante. Cuando iba vestida como una niña rica, las reacciones de las personas eran muy buenas: todos querían ayudarla. Por el contrario, cuando iba vestida como una niña descuidada, pobre y sucia, las reacciones de las personas eran negativas y en la mayoría de las veces la ignoraban.

Como resultado, la pequeña actriz rompió a llorar, reacción que no debería ser ninguna sorpresa…

La UNESCO insta a no permanecer indiferentes ante la miseria y el sufrimiento de los niños. Las Naciones Unidas estiman que en todo hay 150 millones de niños sin hogar que buscan el mismo cariño que los hijos de las familias ricas…

Página 1 de 1


Reply