Una niña de 4 años robó el foco de atención en la boda de su madre. ¡Cuando veas la foto entenderás cómo!

A los niños les encantan las bodas. Pueden atiborrarse a golosinas y juegan con otros niños.

Los más valientes bailan con los adultos al ritmo de la música, mientras aquellos menos atrevidos se sientan con sus padres en la mesa. Algunos niños tienen tareas especiales en las bodas: lanzan pétalos de flores, llevan los anillos de boda o recogen el largo velo de la novia. Los pequeños son impredecibles y a veces hay contratiempos. Son momentos que recordaremos durante años y que solemos hablar de ellos en las reuniones familiares.

Un buen fotógrafo es una parte vital de cualquier boda y su recepción. Hacen muchas fotos de los invitados y de la joven pareja, lo cual sirve como un regalo y un recuerdo fantástico de la noche. Si queremos añadir fotos realmente buenas a nuestro álbum familiar, hay que ahorrar un poco y contratar a un profesional. Esto es lo que hicieron Michelle Hall y Anthony Palmer.

Querían capturar este día tan especial y decidieron hacerse una sesión de fotos en la boda. Una foto en particular se ganó el corazón de los usuarios de internet. Ve a la página siguiente para ver la foto en su totalidad.


source : incrivel.club

Reply