Una joven camarera se saca los zapatos y enseña sus pies cubiertos de sangre. ¡Lo que escuchó de su jefe es indignante!

Cuando Nicola Gavin, de Edmonton (Canadá), vio los pies de su amiga, tuvo escalofríos. Su amiga le contó cómo la trataba su jefe, el cual estaba totalmente impasible ante la vista de sus pies cubiertos de sangre.

Nicola estaba indignada por lo que escuchó y posteó la sangrienta foto en Facebook con una descripción de la situación. También mencionó el nombre del restaurante que trata a las personas así. ¡Esperemos que los clientes dejen de ir!

1


Para todos aquellos que comen en el Joey Restaurants:

La política del restaurante requiere que las camareras vayan con tacones altos, pero eso es imposible debido a una condición médica. Los pies de mi amiga estaban sangrando de una manera tan terrible que incluso perdió la uña de un pie. A pesar de ello, su jefe le dijo que al día siguiente tenía que ponerse los mismos zapatos.

Además, las camareras están obligadas a comprar un vestido especial, un uniforme, que cuesta 30 dólares. Los hombres no tienen que comprar ropa. Simplemente deben llevar ropa negra. Tampoco tienen que llevar tacones altos.

Una política sexista, arcaica y totalmente repugnante. Tengo muchos amigos en la industria del servicio y conozco a muchas chicas que sacrifican su salud y su comodidad para satisfacer los requisitos de dirección.

El Joey Restaurants también lleva a cabo sesiones de entreno no remuneradas, lo cual es ilegal.

Es una pena que haya poca gente que escriba sobre estas situaciones. Si el resto siguiera su ejemplo, quizá la explotación laboral sería menos común. 

2

Página 1 de 1

source : Nicola Gavins

Reply