Una hija encontró una carta conmovedora de su madre. Es difícil no llorar leyendo sus palabras…

Una madre decidió escribirle una carta conmovedora a su hija adulta. Es complicado aguantar las lágrimas leyendo sus palabras.

Querida hija, cuando te des cuenta de que estoy envejeciendo poco a poco, solamente te pido dos cosas: paciencia y comprensión. Ponte en mi lugar e intenta entender por lo que estaré pasando.

Cuando hablemos y me repita, no me cortes diciendo: “Eso ya lo has dicho”. Escucha con paciencia lo que tengo que decirte, al igual que yo te leía con paciencia un cuento cada noche para irte a dormir.

Si ves que no quiero ducharme, entonces no seas borde. No me avergüences y no me des órdenes. Seguramente no te acuerdes, pero tú también tenías días en que no querías bañarte cuando eras pequeña.

Cuando veas que tu vieja madre no se aclara con las nuevas tecnologías, dame tiempo. Quiero aprender poco a poco. No pongas los ojos en blanco y me mires con reproche. Por favor, recuerda cuando yo te enseñé cosas nuevas. Te enseñé cómo peinarte, cómo comer con cuchillo y tenedor…

428a99dfb0475da2ae418f15a65356951-275x143


Si se me va el santo al cielo durante una conversación y no sé qué iba a decir, dame unos segundos para recordar lo que quería decirte. Y si, a pesar de ello, no soy capaz de seguir la conversación, no seas arrogante y no te pongas nerviosa.

Cuando mis piernas estén cansadas durante un paseo, dame tu mano, al igual que yo te la di una vez. Si llega ese día, no te pongas triste. Quiero que estés conmigo hasta el final… Te estaré agradecida por cada momento que pasemos juntas. Solamente quiero decirte una cosa, hija mía, con amor y con una sonrisa en mi cara: Te quiero, hija.

1

Página 1 de 1

source : heftig.co

Reply