Una enfermera de una residencia de ancianos no sabía que la estaban grabando. ¡La manera en la que trató a esta anciana te dejará en shock!

Solía ser impensable poner a un padre o a una madre en un asilo. Los padres vivían hasta el final de sus días al lado de sus seres queridos, los cuales los cuidaban lo mejor que podían. Los tiempos y las mentalidades de las personas han cambiado y las personas viejas suelen terminar en residencias para ancianos.

A veces por elección, otras porque no quieren molestar a sus hijos y creen que el personal del lugar les cuidará mejor. Sin embargo, ¡hay veces que terminar en esos lugares porque su hijo o hija quieren deshacerse de ellos! Es muy triste, pero cada vez es algo más común.

dom-opieki


Cuando Camille Parent, de Ontario, dejaba a su madre enferma de Alzheimer en una residencia de ancianos, estaba convencida de que tendría mejores condiciones que en casa. Esperaba que las enfermeras la vigilaran y la observaran para asegurarse de que no le pasara nada malo. Pero resultó que las expectativas de Camille no fueron cumplidas y a su madre la trataron muy mal.

1


Al principio todo parecía ir bien. Un día descubrió que su madre tenía un ojo morado… Le preguntó al personal cómo había sucedido, pero nadie lo podía explicar.

3


Estaban tan preocupado que puso una cámara en la habitación de la mujer. Lo que grabó la cámara lo dejó paralizado.

2


¡En la siguiente página sabrás lo que hizo el personal!

b


source : Everyone Matters

Reply