Una chica vio a un mendigo en la calle y no pudo evitar ayudarlo.

Los niños son mucho más sensibles que los adultos. Nuestra manera de explicar las cosas es que el mundo es como es. Algunas personas lo tienen todo y otras no tienen nada. Sin embargo, para los niños es más complicado entender por qué es así, por qué algunas personas no tienen ayuda y de quién es la culpa. Los adultos solamente pueden tener paciencia y explicarlo todo de manera que no apague esa sensibilidad que tienen pero que les prepare para la vida.

Como muestra el vídeo de abajo, todavía hay esperanza para el cambio. Los niños pueden ser buenos y generosos si les dejamos.

bz


La pequeña estaba cenando en un restaurante con su padre. Entonces miró por la ventana y vio a un hombre sin hogar sentado fuera bajo la lluvia. Uno no podía saber cuándo había sido su última comida caliente. La chica le pidió permiso a su padre para darle su comida. Tanto y tan poco a la vez. La pequeña le dio su comida al hombre que está sorprendido, y su padre está muy orgulloso de ella.

La chica vuelve con su padre y su cara lo dice todo. Una mezcla de orgullo y vergüenza por lo que ha hecho que demuestra que no estaba preparado, sino que fue algo que hizo ella de buena voluntad.

Página 1 de 1

source : youtube.com

Reply