Un turista encontró un pitbull a punto de morir en un lado de la carretera. Cuatro horas más tarde descubrió la increíble verdad…

Andi Davis estaba andando sola por los senderos montañosos en una reserva de Phoenix cuando de repente se detuvo ante una vista inusual y sorprendente. Al lado de una carretera se encontraba un pitbull acostado y exhausto. Era una visión muy triste.

La mujer no podía dejar el perro a su suerte, así que le dio un poco de agua y, tras analizar su condición, cogió al perro de 25 kilos en brazos y se lo llevó de vuelta donde esperaban el marido y la hija de Andi.

1-logo


Aunque a Andi le encantan los perros, su decisión no fue fácil debido a una mala experiencia que tuvo con los pitbulls. Una vez, un pitbull atacó a su pastor alemán mientras paseaban. Sin embargo, Andi sabía que, si no ayudaba al animal, lo condenaría a una muerte segura. El camino de vuelta, que normalmente cuesta unos 30 minutos, le costó unas 2 horas y la dejó totalmente estresada no solamente por lo complicado del viaje, sino por lo impredecible del comportamiento del animal, el cual había visto por primera vez.

Tras llegar a su destino, la mujer y su familia llevaron al animal a la Phoenix Human Society. El perro creó un lazo especial con la hija de la mujer, Jessica. En el centro de cuidados de animales realizaron un descubrimiento impactante. ¡El perro fue disparado! La bala le dañó el hueso pegado a la arteria carótida y la probabilidad de quitarla sin dañarlo no era muy alta. También existía la posibilidad de que el animal perdiera su pierna durante la operación…

Incluso así, la pareja decidió luchar por la vida de su nuevo animal adoptado y lo dejaron a cargo del médico. Tras unos pocos días volvieron a la clínica para ver cómo estaba su nuevo amigo y, si su condición lo permitía, llevárselo a casa. Resultó que el animal tenía mucha voluntad de vivir. No solamente la operación fue un éxito, sino que el perro era una fuente de energía.

2


source : www.rd.com

Reply