¡Un pitbull rescatado de la calle no para de sonreír!

La gente puede ser muy cruel. Algunos son capaces de abandonar a un animal, obligándolo a valerse por sí mismo. La gente decide abandonar a su perro en un bosque o en las afueras de la ciudad cuando se vuelve aburrido cuidarlo, necesita más atención o porque empieza a destrozar cosas de la casa. La mascota abandonada espera a su dueño sin perder la esperanza o vaga por los alrededores buscando comida y cariño.

Por desgracia, esto no son casos aislados. Esto fue lo que le ocurrió a un joven pitbull: Brinks. Aunque si lo comparamos con aquellos perros que murieron bajo las ruedas de un coche o por hambre, la suerte que corrió este perro fue mucho mejor. El perro perdido llamó la atención de Jon, el cual estaba andando con su perro Demo. El chico se llevó al perro con él sin dudarlo ni un instante.

1


Empezó a buscar a su dueño, creyendo que el perro simplemente se había escapado. Tras un mes repartiendo folletos, buscando anuncios y enviando fotos por internet, Jon entendió que nadie buscaba al perro. ¡Desde entonces han pasado ya 12 años! Y Brinks no ha dejado de sonreír.

2


Como dice Jon, Brinks sonríe cuando quiere, es su manera de decir que está feliz y contento.
3

Página 1 de 1

source : boredpanda.com

Reply