Un pescador pobre encontró un tesoro en el océano. Lo guardó debajo de su cama durante 10 años hasta que, un día, descubrió lo que valía

Palawan, una pequeña isla en las Filipinas, tiene una saludable vida marina. Cerca del 45% del suministro de pescado en Manila (la capital) procede de esta zona. Las aguas que rodean la isla son también ricas en otra cosa. Son conocidas por la presencia de grandes cantidades de ostras, las cuales tienen perlas dentro.

Hace poco, un pescador filipino trajo una enorme almeja a la ciudad. Como podrás adivinar, tenía una perla dentro. Se estimó al momento que era la perla más grande encontrada ese día. Medía 60 cm de ancho y 30 de largo. Pesaba 34 kilos.
worlds-biggest-natural-pearl2


Ese tamaño hacía que pasara de sobras la perla que estaba en el libro Guinness de los Récords: la Perla de Allah (la cual se encontró en la misma región). No es de extrañar que algunos llamen a este pequeño país la Perla de Oriente.

La Perla de Allah se pescó en 1934.

giant-pearl


Resultó que el hombre había descubierto ese tesoro hacía ya más de 10 años. Se quedó agarrada en el ancla de su barco durante una tormenta. El pescador creía en las supersticiones y la guardó bajo su cama creyendo que le traería éxito.

El actual propietario del récord, con un peso de 34 kilos.

¿Tienes curiosidad por saber cuánto vale? ¡Ve a la siguiente página para descubrirlo! 

worlds-biggest-natural-pearl


source : elitereaders.com

Reply