Un muchacho abrió un huevo Kinder. Seguro que no se esperaba una sorpresa así…

El Kinder sorpresa es uno de los mejores recuerdos de la infancia. Nada activa tanto la imaginación como el hecho de saber que puedes encontrar un juguete dentro del huevo. Se vende en todo el mundo excepto en los Estados Unidos, donde está prohibido por la posibilidad de que un niño se trague las partes pequeñas del juguete.

Un niño de 5 años y su hermano encontraron un Kinder huevo escondido en un seto en la calle Edenmore, en Belfast. Emocionados por su dulce descubrimiento, corrieron a casa para decírselo a sus padres. Cuando abrieron la parte de plástico del huevo vieron una bolsa con polvo blanco.

2


El padre del niño supuso lo que era y decidió informar a la policía. Resultó que el huevo estaba lleno de metanfetamina. Si los niños se lo hubiesen comido, habrían podido morir.

3


Menos mal que no les pasó nada a los niños. Mi hijo podría haber tomado las drogas que encontró en el huevo del seto. Es inimaginable-, así es como comentó la situación el padre del niño.

6


¡Por suerte todo terminó bien!

¿Te ha interesado esta entrada? ¡Compártela con tus amigos!

7

Página 1 de 1

source : metro.co.uk

Reply