Un husky se encontró con un gatito abandonado a punto de morir. Para sorpresa de todos no lo hirió, sino que lo ayudó

Rosie, una gatita de ocho meses, fue abandonada por su dueño. Estaba muerta de hambre y casi que no podía abrir ni los ojos. Nadie le daba posibilidades de sobrevivir. La gatita fue encontrada por un husky llamado Lilo. Sin embargo no la hirió, sino que la protegió de los otros caninos de su especie.

Lilo se ha convertido en la madre adoptiva de Rosie y se preocupa por la gatita cada día. Rosie y los huskies se han hecho muy amigos y no se separan para nada. Su extraordinaria amistad ha cautivado Internet y las fotos del feliz grupo se publican en Instagram de vez en cuando.

No me extraña que sean las nuevas estrellas de la red viendo las fotos. ¡Son increíbles! Es verdad que los amigos salen en los peores momentos.

1

2 3 4 5


source : themeowpost.com

Reply