Un hombre que paseaba vio que salía una cabeza de una tubería. ¡Menos mal que lo comprobó!

Un pobre gatito se quedó atrapado en una enorme tubería de metal, de la cual no podía salir. Se quedó ahí durante dos días sin comer ni beber. Estaba completamente exhausto. Su cabeza estuvo descubierta frente a la fuerte radiación de tantas horas de sol. ¡Es un milagro que sobreviviera! Seguro que ya lo daba todo por perdido…

Al fin, un hombre lo vio y pidió ayuda inmediatamente. Era difícil de ver, ya que su pelaje era casi del mismo color que el metal oxidado. ¡Pero tuvo suerte y por fin lo encontró alguien!

Bez-nazwy-3

4


source : byaki.net

Reply