Un cuidador permitió que una mujer enferma se comiera un desayuno así. ¡Sus familiares reaccionaron al momento!

Irma Hillerström, de 97, está muy débil y no puede realizar sus tareas diarias. Por ello, decidió usar los servicios de un centro de ayuda a domicilio llamado Gertrud Care. Los cuidadores iban de vez en cuando a su piso para ayudarla a bañarse, a hacer la colada o a limpiar la casa.

Un día, Jonas Hiller Power, el ex marido de la nieta de Irma fue a hacerle una visita. Quería ayudarla a prepararse para el bautismo de su hijo que pronto iba a celebrarse. Lo que vio lo dejó en shock.

grandmother


La anciana estaba sentada en la mesa y comía pan mohoso. ¡Los cuidadores no hicieron nada! Por si eso fuera poco, el hombre descubrió que en la casa había más productos caducados: carne enlatada del 2015 y leche podrida de hacía dos meses. Irma tenía problemas de vista, por lo que es probable que no supiera que estaba comiendo comida caducada.

grandma-3


Jonas hizo una foto del pan y fue al centro de ayuda inmediatamente después del bautismo para clarificar el asunto. Por desgracia, el personal no parecía sorprendido y explicó que se había informado a la mujer de que el pan estaba mohoso. A pesar de ello, insistió en comerlo. Los empleados también afirmaron que comprobar la comida no era parte de sus responsabilidades.

¡Ve a la página siguiente para leer más!

grandma-2


source : heftig.de

Reply