Turistas sonrientes montando en elefante. ¡No tienen ni idea de lo que ha tenido que pasar el animal para que puedan estar ahí!

Viajar a Asia tiene que ser una de las mejores experiencias de la vida. Una de las atracciones más llamativas y es montar un elefante, pero tras este entretenimiento se esconde un terrible secreto.

Estos cortos viajes son muy populares para los turistas. Por una pequeña cantidad de dinero puedes montar en un “gigante domado” y así poder ayudar al dueño del animal para que pueda alimentar a su familia. Sin embargo, la verdad es algo diferente.

Como ya sabrás, los elefantes son animales salvajes y difíciles de domesticar. Para que sean amables y obedientes tienen que pasar por un procedimiento cruel que les rompa tanto por dentro como por fuera.

1


Cuando son jóvenes, alrededor de los 3 o 6 años, son separados de sus madres. Son golpeados y atados. A menudo se les ata y se deja al animal abandonado durante días, sin comida ni bebida. Es ahí cuando los elefantes dejan de luchar, ya que saben que están a merced del hombre. ¡Destruyen su espíritu! Cuando empiezan a montarlos, les enseñan trucos para ser más atractivos de cara al turista. Algunos animales no sobreviven este procedimiento tan cruel y mueren en una agonía terrible.

2

3


source : heftig.co

Reply