Tras 4 años llenos de dolor y sufrimiento, por fin se quitó la máscara… ¿La reacción de la gente? ¡Indescriptible!

Wang Gengxiang ha ocultado su cara con una máscara durante más de cuatro años para resguardarse de los mirones.

Pero la máscara tenía otra función: protegía las heridas causadas por el fuego. Wang sufrió graves quemaduras cuando tenía 5 años. Perdió la mayoría de la piel de sus manos y de su cara. El chico empezó a llevar una máscara desde ese día para que la piel se curara más rápido.

1



Cuatro años después de ese trágico evento, Wang se sacó la máscara y enseñó su cara. Quería una vida normal y olvidar su tragedia.

3



Pocas cosas han cambiado desde entonces. Wang pasa la mayor parte del tiempo con su hermano menor y su perro, el cual ha resultado ser su mejor amigo.

2


source : protothema.gr

Reply