Éste tenía que ser el último viaje de este taxista. No esperaba que cambiara su vida…

Lee atentamente, ya que la historia es verdadera y conmovedora. Un taxista la ha descrito en Facebook, ahora nosotros queremos compartirla con vosotros.

Era taxista desde hacía ya un par de años. Una noche me llamaron con otro pedido. Aquel tenía que ser mi último viaje del día. Fui a buscar la dirección indicada y tocó la bocina, pero nadie salía durante un rato largo. Decidí ver qué pasaba… Me acerqué a la puerta y la toqué.

“Un minutito”, oí.

Después de un buen rato se abrió la puerta y vi a una anciana pequeña. Llevaba un vestido bonito y un sombrero elegante, estaba sonriéndome suavemente.

Todos los muebles en el piso estaban cubiertos con sábanas blancas. El cuarto parecía abandonado.

Junto a sus piernas estaba un maletín. Lo tomé para que la anciana no tuviera que levantarlo. Ella andaba despacito de mí brazo hacia el coche.

“Eres un chico muy bueno”, dijo contenta, cuando llegamos al coche.

En un papelito me escribió la dirección del sitio donde quería llegar y luego preguntó: “¿Podrías pasar por el centro?”

“¡Pero si es el camino más largo posible!”, respondió sorprendido.


1

taxi-1184799_960_720


source : hefty.co

One Response

Reply