Si te encuentras con una moneda debajo de la manilla de la puerta de tu coche, ¡entonces has tenido mala suerte!

Encontrar monedas, especialmente cara arriba, es una señal de buena suerte. Pero los ladrones de coches usan las monedas con fines diferentes. Una moneda es suficiente para forzar una puerta y poder llevarse todo lo que quieran.

Las víctimas de este robo suelen ser conductores que paran a repostar gasolina. El robo se suele producir cuando la víctima está distraída y tiene prisa.

El truco es muy sencillo, ya que el conductor apenas le presta atención a la puerta del copiloto. Además suelen ser personas que no comprueban si han cerrado bien la puerta. Una pequeña moneda abre la puerta y permite entrar al ladrón. En el mejor de los casos perderás el teléfono o algún otro objeto situado en la consola central. En el peor de los casos, el ladrón puede llevarse el coche.

redcarquarter


Por suerte este método no funciona con todos los coches, pero más vale que vigiles si hay alguien sospechoso rondando tu coche. El diablo nunca duerme, y los ladrones no se detendrán ante nada a pesar de las cámaras que hay en cada esquina.

coin-door1

Página 1 de 1

source : sun-gazing.com

Reply