Se sentaron uno al lado del otro. ¡Cuando se miraron, no podían creerse lo que estaban viendo!

¿Alguna vez le has ido a alguien y has empezado a hablarle porque estabas convencido de que ya lo conocías de antes, aunque no te acordaras de cuándo?

¿O alguien te ha parado por la calle y no tenías ni idea de quién era? Es probable que estas situaciones ocurran cada día, pero la razón de ellas suele ser un simple error.


Sin embargo, resulta que muchos de nosotros tenemos un doble. La mayoría de personas nunca conocerán a esa persona, pero hay algunos que tienen suerte. Te hemos recopilado algunos de los casos más interesantes. Los protagonistas de estas historias dicen que, cuando se vieron por primera vez, estaban convencidos de que estaban frente a un espejo. :)


source : curioctopus.it

Reply