Se pasó toda su vida en un bol de plástico. Su triste historia conmovió a personas de todo el mundo

Rahma Haruna, de Kano, Nigeria, es una chica de 19 años alegre y amable. A pesar de su discapacidad, intenta mantener una actitud positiva y espera tener un futuro mejor. La joven tiene unos brazos, unas piernas y una gran parte de su tronco anormalmente desarrollados. Hasta ahora había pasado toda su vida en un bol de plástico porque su familia no podía permitirse comprarle una silla de ruedas.

Cuando nació era una niña sana y normal. Cuando tenía 6 meses sufrió una fiebre muy alta, tenía dolor abdominal y sus extremidades dejaron de crecer de la noche a la mañana. Desde entonces, su vida ha sido muy triste: un pequeño bol de plástico se convirtió en su casa.

instagram.com

Rahma Haruna


Su hermano Rahmy, de 10 años, lleva a su hermana a la ciudad a diario, donde pide limosna a los transeúntes. Vienen de una familia muy pobre y están obligados a salir a la calle para sobrevivir.

Rahma Haruna1


El padre de Rahma tuvo que vender todo lo que poseía para pagar el tratamiento de su hija. Actualmente, no tienen nada y no pueden permitirse comprar una silla de ruedas para la chica. En el lugar donde vive, los habitantes creen en las supersticiones y todo el mundo piensa que un espíritu maligno ha maldecido al padre de Rahma. Es por eso que creen que hizo enfermar a su hija. En muchas religiones, las maldiciones son una explicación muy común para las discapacidades tanto mentales como físicas. La gente no tiene suficiente conocimiento y cree que las enfermedades son el resultado de algo sobrenatural.

¡Y eso no es todo! En la siguiente página encontrarás la segunda parte de este post.

Rahma Haruna3


source : heftig.de

Reply