Esta mujer salió a pasear con su perro y el animal empezó a cavar en la nieve. ¡Poco después vio lo que el perro había olido!

A nuestros amigos de cuatro patas les encanta andar. Aunque a los dueños no siempre les apetezca salir a pasear, es difícil decirle que no al pobre animal. Por ello, agarran la correa y salen, incluso cuando el tiempo no acompaña. Pasear al perro es algo más que salir unos minutos para que mee en un árbol.

El animal debe tener el tiempo suficiente para correr y estar activo. Los animales que no disfrutan de esos placeres no están bien, ya que se sienten deprimidos, cansados y sufren obesidad y otras enfermedades. ¡Recuerda que el tiempo que se gasta de manera activa es bueno tanto para el perro como para el dueño!

Los perros se interesan por todo lo que ven durante los paseos. Huelen los bancos y comprueban qué hay en los matorrales. A veces encuentran verdaderos tesoros. Un hueso puede volverlos locos y llamar su atención durante mucho tiempo. Hay veces en las que, gracias a sus narices, encuentran algo mucho más valioso. En las páginas siguientes leerás el caso de un pequeño perro ruso que encontró criaturas vivas en una gruesa capa de nieve.


source : bk55.ru, omsk.kp.ru

Reply