Piénsatelo dos veces antes de atar a tu hijo en una silla así. ¡Este error puede costarle la vida!

Una de las responsabilidades de los padres es asegurarse de la seguridad de sus hijos. Hasta ahora, la madre de estos dos chicos, llamada Holly Wagner, lo ha estado haciendo a la perfección. Sin embargo, cometió un error fatal que podía haberse evitado. Por desgracia, lo que estaba hecho estaba hecho y su niño de 11 meses murió.

El 27 de abril de 2013, la pareja de Holly estaba conduciendo con sus hijos: Connor, de 3 años, y Cameron, de apenas un año. El hombre no vio la señal de stop y pisó el freno de repente. Ocurrió un accidente y tres ocupantes del vehículo sufrieron heridas.

2


El conductor del vehículo y el hijo mayor tenían miembros rotos. Sin embargo, el pasajero más pequeño sufrió la peor de las suertes. El niño salió disparado por el parabrisas y, como resultado, sufrió una rotura de su caja torácica y otras graves lesiones.

1


A pesar de muchos esfuerzos, no pudieron curar al pequeño y la madre decidió desconectar a su hijo de la máquina que le mantenía con vida. Los médicos no podían hacer más por él. El 13 de mayo de 2013, el pequeño murió en brazos de su madre.

Poco después, la policía le dio a la mujer una información impactante. ¿Qué descubrió? ¡Te lo contamos en la página siguiente!

4


source : heftig.de

Reply