Al principio pensaba que ese perro necesitaba un veterinario, luego entendí que se trataba de la alegría.

¡La separación de un amigo es una verdadera pesadilla! Este schnauzer dulce lo comprobó esperando a que volviese su querida ama.

Rebecca pasó dos años en Eslovenia; cuando volvió, su mascota le dio una cariñosa bienvenida. Creo que nunca he visto un perro más anhelante.

Bez-nazwy-23


¡Si te ha gustado la publicación, compártela con los amigos por Facebook!

Página 1 de 1

source : youtube.com

Reply