Todo el mundo pensó que este sin techo pedía dinero para él mismo. ¡Cuando una mujer leyó el letrero que sostenía, supo que el hombre necesitaba ayuda!

El destino tiene sus giros, pero lo más importante es no perder nuestra humanidad. A veces, el destino nos prepara una vida que ningún escritor podría imaginar. A veces tenemos suerte. Otras, la vida parece una serie de desgracias y de malas decisiones. Es fácil caer en la mendicidad, pero muy complicado salir de ella.
Lo más importante es intentarlo. Solemos encontrar a sin techo pidiendo dinero. Solemos pensar que quieren el dinero para alcohol y pasamos de largo. Sin embargo, hay veces que vale la pena preguntar qué sucede.

1


Eso hizo una mujer que vio a un hombre de pie con un cartón que tenía escrito: “Perro en refugio. Necesito su ayuda”. La mujer se interesó en la historia y se detuvo para saber más. Resultó que el hombre estaba recaudando dinero para liberar su perro. La policía se llevó a su amigo y lo puso en un refugio.

3

 

Para recuperarlo necesitaba 120 dólares, por lo que la mujer decidió ir al refugio con él. Ya en el sitio, resultó que el hombre había perdido al perro y debía pagar la cantidad correspondiente. El cuidador del refugio dijo que el perro estaba bien cuidado y bien alimentado. Podía verse que comía más que el propietario. La mujer pagó la cantidad sin dudarlo y se aseguró de que los amigos volvieran a estar juntos otra vez. El perro saltó inmediatamente a los brazos de su dueño, feliz como nunca.

2

Página 1 de 1

source : hefty.co

Reply