Nunca sabemos cuándo conoceremos a nuestro mejor amigo. A veces puede ser un encuentro algo peculiar…

El trabajo de policía está lleno de peligros, situaciones que ponen en riesgo la vida y momentos que quitan el aliento. Por suerte, muchas de esas situaciones terminan en final feliz, a pesar de que nadie lo podría esperar. Esto fue lo que le ocurrió a un oficial de policía americano.

Por desgracia, hay personas que tratan de manera cruel a los animales, como por ejemplo, abandonando pequeños cachorros y abocándolos a una muerte segura. Una situación así ocurrió en Florida, donde alguien dejó una cesta con 8 cachorros delante de la Panhandle Animal Welfare Society (PAWS), un centro para animales. La temperatura era muy baja, pero los cachorros se calentaban los unos a los otros y sobrevivieron la noche, ya que a la mañana siguiente el personal del lugar los encontró. Acogieron rápidamente a los cachorros y los cuidaron.


Abandonar animales debería ser duramente castigado.

puppies-1222494_960_720


Al mismo tiempo, el oficial de policía Marcus Montgomery participó en otra intervención relacionada con animales, por lo que tuvo que ir a PAWS. No se esperaba ver al amor de su vida al entrar: un cachorro entrañable que había sido abandonado la pasada noche. Los testigos afirman que el perro escaló las patas de Marcus al momento y no se separaba de él. El oficial decidió adoptar al perro, por lo que firmó la petición de adopción y ganó otro amigo fiel.

El oficial de policía y el perro estaban hechos el uno para el otro.

marcus-1


El cachorro se unió a un pitbull llamado Vader, quien Marcus le ofrecía techo desde hacía ya más de tres años. El cachorro, al igual que su “hermano mayor”, recibió un nombre inspirado en la saga de Star Wars: Kylo. Esta historia demuestra que siempre hay que andar con los ojos bien abiertos para no perderte al que puede convertirse en un amigo fiel.

Vader tiene un nuevo compañero para jugar.

marcus-2

Página 1 de 1

source : likemag.com

Reply