No vas a creer en lo que pasó… ¡Vas a flipar al oír esta historia!

James Wathen, un hombre de 73 años, se enfermó gravemente y fue hispitalizado. No tuvo tiempo para pedir a sus amigos que cuidasen de su perrito. James le tenía mucho cariño a Bubby.

Después de recobrar el conocimiento no quería comer y día a día parecía estar cada vez peor…


1



¡A los empleados del hospital reveló el nombre de su perrito! ¡Éstos inmediatamente empezaron a buscar a Bubby! ¡Lo encontraron en refugio de animales en Knox’Whitley! Resultó que el pequeño actúa como su dueño… Lo echaba de menos. Dejó de comer y, igual que James, estaba cada día peor.

2



¡Las enfermeras y los empleados del refugio decidieron ayudar a los dos! A pesar de que estaba prohibido, acogieron a Bubby en el hospital. Al pasar unos instantes el estado de los dos empezó a mejorarse. ¡Ambos recuperaron fuerzas y ganas de vivir!

3


source : mirror.co.uk

40 Comments

Reply