Nadie se atrevía a tocar al gato… Entonces lo cogió en brazos… ¡Lo que pasó después te conmoverá!

Todo el mundo conocía a Ugly (“Feo”), un gato callejero que vivía fatal. Era extremadamente feo.

¡Solo tenía un ojo! En el lugar donde debería estar el otro ojo tenía una herida horrible e infectada. La pata izquierda del gato tenía una fractura bastante grave y se le curó tras los años en un ángulo extraño.

1


El gato no tenía cola y su cuerpo estaba cubierto de cicatrices. Algunas eran viejas, pero otras eran recientes.

El gato no tenía cola y su cuerpo estaba cubierto de cicatrices. Algunas eran viejas, pero otras eran recientes. Cuando alguien veía a Ugly gritaba: “Este gato es asqueroso”. Los niños no podían acercarse a él, y los adultos siempre lo acosaban. Las maneras para impedir que entrara en las casas variaba… Cuando intentaba acercarse, los inquilinos le lanzaban piedras o le tiraban agua…

Ugly tenía un carácter peculiar y siempre reaccionaba igual. Cuando le lanzaban agua, se quedaba quieto y se mojaba esperando a que se cansaran. Cuando volaban piedras hacia él, se agachaba y esperaba hasta que se terminara la munición. Cuando veía a los niños, maullaba y se frotaba con sus piernas suplicando un poco de cariño.

Un día se acercó a dos perros que vivían con mis vecinos. Le hirieron seriamente. Escuché sus gritos. Cuando llegué, lo vi a punto de morir bañado en un charco de sangre. Sus piernas estaban rotas y su piel estaba desgarrada. Lo levanté con cariño…

El animal agonizaba de dolor, e incluso así intentó lamerme la mano. Incluso en sus últimas horas de vida pedía solo un poco de amor y de compasión.

211


source : nolocreo.com

One Response

  1. Ammy Morel

Reply