Los servicios de rescate se negaron a ayudar a un águila que colgaba de un árbol. ¡Un veterano que estaba observando la situación decidió actuar!

Jason Galvin y sus vecinos vieron hace poco a un águila indefensa colgando de un enorme árbol. Estaba a unos 20 metros de altura. Al principio pensaron que el pájaro estaba muerto, pero cuando vieron al animal por unos prismáticos vieron que todavía se movía.

En vez de dejar morir al animal, la mujer de Jason le pidió a su marido que agarrara su escopeta y que disparara a la cuerda que sujetaba al pájaro en el aire. Sabía que era buena idea porque su marido era un tirador muy bueno y había servido dos veces en Afganistán.

0


El veterano accedió y empezó el peculiar rescate. Tenía que ir con cuidado para no matar al animal ni dañarlo, ya que estaba muy enredado con la cuerda.

Dos horas y 150 tiros más tarde, Jason consiguió que el animal llegara a tierra sano y salvo. Seguro que no se pensaba que su experiencia en el ejército le iba a servir para su día a día.

Mira el vídeo de abajo y compártelo con tus amigos.

Página 1 de 1

source : WCCO - CBS Minnesota

Reply