Los gatos salvajes son predadores por naturaleza, aunque esta leona actuó de manera distinta cuando cazaba.

El mundo animal está regido por una ley absoluta: o matas o te matan. Los instintos de los predadores no muestran compasión, por lo que luchan con fiereza contra su presa y suelen conseguir lo que quieren, ya que siempre gana el más fuerte.

El león es uno de los cinco animales más peligrosos del continente africano. Son fuertes, ágiles y siempre están alerta, por lo que son una fuerte amenaza en la sabana. Los cazadores suelen sacar a las leonas, las cuales suelen elegir a antílopes o gacelas como víctimas. Una caza así fue inmortalizada por una cámara.


hunting-lioness-mini-p


Viendo a la leona acechando entre la maleza cerca de los ñus solamente nos imaginamos un escenario: una rápida persecución donde el predador muerde la garganta de su presa y la consume. Las oportunidades de que eso suceda aumentan cuando hay animales jóvenes rodeados de adultos entre las presas, ya que así no tienen oportunidad de escapar de la agilidad del león o leona. Un joven ñu se vio enfrentado a un león hambriento que corría hacia él.

¡Uno siempre tie ne que estar alerta en la sabana si no quiere convertirse en la cena de alguien!

hunting-lioness-1


Alcanzar al joven ñu no fue un problema para el predador. Sin embargo, cuando la leona se quedó sola con la víctima, detuvo el ataque. Empezó a lamer al joven animal que apenas se mantenía en pie. Parece ser que el instinto maternal de la leona se apoderó de la situación. ¿Cambió el animal de opinión y decidió comerse igualmente al pequeño ñu? Mira el vídeo y conoce la respuesta.

¡El mundo animal nunca dejará de sorprendernos!

Página 1 de 1

source : youtube.com

Reply