Los doctores estaban en shock cuando vieron un cordón umbilical trenzado. ¡No podían creer lo que estaban viendo!

Kate Lucas y su marido eran padres de dos maravillosos niños. Cuando decidieron tener otro, no sabían que iban a tener gemelos. Estaban muy contentos cuando el doctor les dijo que escuchaba dos corazones durante la ecografía.

Sin embargo, la felicidad se convirtió en drama cuando fueron diagnosticados con el síndrome de MOMO (Macrosomía, Obesidad, Macrocefalia, Oculares). Los niños no tenían una membrana que los separaba y su cordón umbilical estaba enrollado en ellos. Había un gran riesgo de que los gemelos nacieran ya muertos.

1


Los médicos decían que tenían un 50% de posibilidades de sobrevivir. Pero Kate no perdió la esperanza, Tras 32 semanas de embarazo, decidió tener un parto por cesárea. Nacieron dos niñas: Harper y Cleo.

3

4



Reply