La gente pensaba que este perro echaba de menos a su dueño fallecido. ¡Pero la verdad resultó ser diferente!

Ya hace casi un año desde que los usuarios de Internet se conmovieron por la foto de un perro que excavaba un agujero en la tumba de su dueño mientras pasaba ahí horas de luto. Por supuesto, ese comportamiento es posible y, en ocasiones como esta, puede suceder. Pero resulta que el perro excavaba el agujero por otro motivo: quería ocultar ahí sus cachorros.

No tenía dónde ir y buscaba un lugar seguro para sus crías. Para ello, buscó una tumba aleatoria para meterlos dentro. Además, los calentaba con su cuerpo durante horas para que no cogieran frío. La pregunta es, ¿por qué decidió hacerlo en el cementerio? La respuesta es muy sencilla: es un lugar tranquilo y apartado de la gente. Así, la madre podía cuidar de sus hijos sin nadie que la molestara.

1

2 3 4

9


source : viralnovelty.net

Reply