Esta niña de 10 años es autista y apenas habla. Su versión de “Hallelujah” dejó al público sin palabras.

La música puede servir de terapia para una persona que necesite abrirse.

El autismo es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central y, por ende, a la manera de comportarse de las personas que lo padecen. Una persona con autismo tiene pocas habilidades comunicativas y problemas con la interacción. Las personas autistas encuentran difícil controlar sus sentidos y expresarse. Los niños autistas viven dentro de us propio mundo y requieren cuidados constantes, ya que no son conscientes de los peligros que les rodean.

Por desgracia, el autismo no puede curarse por completo; sin embargo, con una terapia constante, pueden verse mejoradas las condiciones de una persona autista.

Kaylee Rodgers sufre autismo. Es bastante tímida pero se expresa a través de la música. Hay que admitir que tiene mucho talento y le da muchos momentos de felicidad.

Lee más sobre Kaylee y escúchala cantar en las páginas siguientes.


source : mashable.com, youtube.com, wikipedia.org

Reply