Incluso a los hombres más grandes y fuertes se les rompe el corazón cuando ven a esta pequeña

Se suele ver a los obreros que trabajan a gran altura como personas con nervios de acero. El duro trabajo y el peligro constante los endurece, o eso parece. Unos hombres se conmovieron cuando vieron a una pequeña niña en la ventana mientras trabajaban en una obra.

La pequeña Vivian Keith tenía dos años cuando los médicos le diagnosticaron leucemia. Desde ese momento, el hospital oncológico se convirtió en su casa. Su vida se basaba en una serie de dolorosas quimioterapias, pero hubo algo que hizo que la pequeña olvidara el dolor por unos instantes.
Al lado del hospital estaban construyendo un edificio. Travis Barnes y Greg Combs eran dos de los muchos trabajadores que estaban en la obra a la que daba la ventana de la niña. La pequeña los veía trabajar día tras día y les decía hola con la mano.

84f7d8bf0c0c767997da3b9f2ef8eeb6-800x723



Los hombres siempre le devolvían el saludo cuando la veían en la ventana.
f4cef3b321fdec1cc19ec67a3c1b3342-800x444

20be2a4a405adf4e0c7160aaabdcc60d-800x435


source : hefty.co

Reply