Golpeó este aparato con su puño para poder sacarlo de su piel. ¡Ve con cuidado porque lo usas cada día!

Gareth fue a la montaña en bici por el Manly Dam, cerca de Sídney, Australia. En un momento dado, su pie resbaló del pedal y cayó al suelo. No habría sufrido heridas graves de no haber sido por el teléfono móvil en su bolsillo.

Por desgracia, pocos segundos después, sintió un fuerte dolor y vio que salía una nube de humo negro de sus pantalones.

iphone0


¡El smartphone de Gareth explotó y dañó gravemente su piel! El teléfono estaba tan caliente que el ciclista no podía despegarlo de su piel. Apretó el puño y golpeó el teléfono con todas sus fuerzas. El iPhone cayó al suelo junto con trozos de su piel quemada. Es imposible imaginar el dolor que debió sentir cuando ocurrió.

iphone


Resultó que las heridas que sufrió son muy amplias y necesitará un injerto de piel. Se pasó seis días conectado al aparato que eliminó las células carbonizadas de la piel.
iphone3


Gareth habla públicamente sobre su caso porque quiere recordarle a las personas lo peligrosos que pueden resultar a ser los teléfonos móviles que usamos todos los días.

iphone1

Página 1 de 1

source : heftig.de

Reply