¡Faltaban sólo 52 días para la boda! Para resignarse a la perdida de su novio inventó algo increíble…

Esta mujer es un ejemplo perfecto de una gran resistencia emocional y esperanza. Su novio había fallecido en un accidente trágico antes de que se casaran. Janine decidió participar en una sesión de fotos muy conmovedora…

¡Apareció en su vestido de boda! Como siempre sentía una conexión especial con el elemento agua, decidió tomarse fotos en la Riviera Maya en México.
La sesión fue organizada por Matt Adcock que, como él mismo cree, nunca antes se había sentido tan inspirado.

1



Antes del accidente, el vestido blanco era para Janine un símbolo de la felicidad. Ahora le recuerda qué es lo que ha perdido…

2



Según Janine, el agua es un elemento purificador, no sólo para el cuerpo, sino que también para el alma…

3



„Sentía cómo Johny me sonreía…”, comentó conmovida en su blog.

4


source : upsocl.com

Reply