Estos pequeños perdieron a sus madres… ¡Mira quién los ayudó y qué les sucedió!

Perder a tus padres es una experiencia realmente traumática. Es todavía más trágico cuando sucede en la infancia.

Algo similar ocurre en el mundo animal. Los animales que no están acompañados por sus padres tienen pocas posibilidades de sobrevivir. Por fortuna, algunas veces pueden contar con ayuda humana.

1



Estos murciélagos son huérfanos desde que su madre muriese en una de sus cacerías. Sin su ayuda, los bebés se enfrentaban a una muerte segura. Por suerte encontraron cobijo entre las paredes de la Clínica Australiana de Murciélagos y Centro de Problemas Animales.

2



Los pequeños murciélagos, como otros mamíferos, se alimentan mayoritariamente de leche. Tan solo en una etapa posterior de su desarrollo cambian ligeramente sus gustos. A los adultos les gustan las frutas y los insectos (incluidos los mosquitos). Las pasiones culinarias hacen de nuestro roedor alado nuestro aliado más inesperado.

5


source : australianbatclinic

Reply