¡Estos niños no pararán por nada! ¡Pobres padres!

Se suele decir que los niños son una bendición. ¡Son unos ángeles dulces y pequeños, capaces de derretir incluso el corazón más duro! ¡Pero no siempre son adorables!

¡A veces se convierten en unos pequeños demonios impredecibles! Pueden convertir la vida de sus padres en una auténtica pesadilla. ¡Mira lo que han hecho!

1



Este sofá era inútil, ¿verdad?

2



¡Mucho mejor ahora!

3



Espero que no fuera nuevo.

4



Algo no fue bien…

5


source : huffingtonpost.com

One Response

Reply