Estos leones han estado alimentando a su hermano, atrapado en una trampa, durante años. ¡De no haber sido por ellos, el animal habría muerto de hambre!

En 2009, en Tanzania, unas crías de león cayeron en una trampa de un cazador furtivo. El pequeño león metió su cabeza dentro de un cable en forma de aro, puesto ahí para los antílopes. Los turistas vieron al pequeño animal herido y avisaron rápidamente a los empleados de la reserva. A pesar de los esfuerzo, no pudieron localizarlo.

Declararon que el león había muerto o se lo habían comido otros depredadores. Pero la verdad resultó ser otra. El animal todavía estaba atrapado en su collar de metal, creciendo alrededor de su cuello, condenándolo a un cruel sufrimiento.

lew


En agosto de 2012, el animal fue visto otra vez por los turistas. Estaba rodeado por un grupo de adultos que le traían comida… Los empleados de la reserva natural afirmaron que los leones lo alimentaban a diario. La herida de su cuello era tan grande que le impedía cazar. El león habría muerto de hambre de no haber sido por sus hermanos.

4


source : dailymail.co.uk

Reply