¡Este perro estaba tan gordo que no podía ni andar! Sufrió una metamorfosis que le salvó la vida.

La obesidad es algo cada vez más común a cada año que pasa. Las principales razones para que esto ocurra suelen ser una mala dieta que consiste básicamente en productos modificados y muy edulcorados y la falta de actividad. No solamente las personas tienen kilos de más, sino también las mascotas, especialmente los gatos y los perros.

Sus propietarios les hacen mucho daño alimentándolos mal. Este es el caso de un beagle de 8 años llamado Kale que estaba tan gordo que su vida corría peligro.


dog-p


La obesidad de Kale iba a provocar que terminara paralizado por su mínima posibilidad de movimiento. El perro sufría mucho por los kilos de más, ya que le afectaba a los huesos y a las articulaciones. Este perro pesaba más de 35 kilos, cuando un perro normal de su misma especie pesa entre 15 y 18 kilos.

Los beagles son perros de caza, pero Kale no era un buen ejemplo.

dog (5)


El terrible estado en el que se encontraba el perro no era culpa del dueño o de su estupidez, sino de una enfermedad. El propietario del perro era un anciano que empezó a sufrir demencia en cierto momento, perdió totalmente la orientación y se le olvidó cómo cuidar al animal. Seguramente alimentaba a Kale con comida inapropiada y dulces, los cuales casi matan al pobre perro. El animal no podía andar, así que no hablemos ya de correr.

¿Cuánto peso perdió Kale y cómo está ahora? Descúbrelo en la página siguiente.

dog (4)


source : hefty.co

Reply