Este perro ciego tiene su propio guía que le ayuda a tener una vida normal. Sin embargo, el destino no siempre es de color de rosa…

Glenn y Buzz son dos perros de casi diez años que confirman que la verdadera amistad no solamente existe entre las personas, sino también entre los animales. Han estado juntos durante mucho tiempo, y cuando alguien intenta separarlos reaccionan con miedo y se preocupan. El lazo que existe entre ellos es increíble.

Por desgracia, su vida no es de color de rosa. A parte de que Glenn no puede ver, los perros no tienen un hogar. Actualmente viven en el centro de acogida de Coxhoe, Durham, al norte de Inglaterra. Siguen buscando una casa para poder vivir el resto de sus días… Si quieres ayudar a estos amigos, aquí tienes más información -> strayaid.org.uk.

1


Buzz ayuda a Glenn es sus actividades cotidianas. Le acerca el bol de la comida, le ayuda a encontrar la cama y se asegura de que su amigo esté bien.

2


Como los perros reaccionan muy mal si se les separa, solamente pueden ser adoptados juntos.

3


source : boredpanda.com

Reply