Este hombre ilustró el problema del acoso escolar usando manzanas. ¡Todo el mundo debería leer esto!



Saqué una tabla de cortar y cuchillo. Primero corté la manzana que no había sido maltratada. Estaba perfecta: blandita, sabrosa y muy buena. Cuando corté la segunda, todos estuvimos de acuerdo en que era asquerosa. Tenía manchas marrones y parecía poco apetitosa.

Les miré y les dije: ¿acaso no somos nosotros los responsables de que la manzana tenga esta pinta? NOSOTROS lo hemos hecho, por lo que nos la tenemos que comer.

4


Mirad lo que sucede cuando ofendéis a los demás. Si extendéis rumores y decís que alguien es gordo o feo, el resultado será el mismo que con esta manzana. Lanzáis a la persona al suelo y le hacéis daño por dentro. Estas manchas marrones son muy destructivas. No las podéis ver porque están ocultas por dentro. Nunca se va, ¡están ahí para siempre!

Todos se dieron cuenta. Algunos reían, otros lloraban… Sea como sea, fue una experiencia muy emotiva y lo hablamos durante mucho tiempo. Algunas personas se me acercaron al terminar la escuela para decirme que esa lección les había hecho reflexionar.

6


source : heftig.co

Reply