Este hombre ciego sale a la calle cada día con una cesta de plástico. ¡Su contenido hace que las personas formen una línea para echar un vistazo!

Sentado en una calle vietnamita nos encontramos con un anciano con una gran cesta en sus rodillas y los ojos cerrados. Su nombre es Zhang Mingguang, tiene 68 años y es ciego. ¡El hombre es conocido porque ha ido al mismo lugar durante los últimos 10 años! Cada mañana, se sube al autobús con una cesta llena de pan y se baja en la esquina de Nguyen Tri Phuong.

Este hombre vende alimentos tradicionales vietnamitas horneados preparados por su mujer. La cesta contiene unas 50-60 unidades de pan. No gana mucho dinero con las ventas. A veces solamente gana el dinero suficiente para el billete de vuelta. Sin embargo, al día siguiente vuelve a levantarse por la mañana, empaqueta los alimentos horneados y vuelve al mismo lugar para sentarse y vender pan hasta que se hace casi de noche.

4


El dinero va para las necesidades de su mujer, más específicamente en su medicación. La mujer tiene un corazón débil y necesita tratamiento.

El hombre es completamente ciego y no tiene manera de saber si la gente le paga el precio acordado por una barra de pan. El hombre dice que el pan es un símbolo de amor y de confianza, por lo que nadie se atreve a engañarle.

1


Cada día nos cruzamos con gente como Zhang, sin saber lo que han vivido. Deberíamos ver a nuestro alrededor y conocer las historias de las demás personas, algunas veces complicadas y muy dolorosas. Quizá, gracias a ello, empecemos a apreciar lo que tenemos. La vida es impredecible y podemos perderlo todo en un momento.

2

Página 1 de 1

source : yan.vn

Reply