Este bebé nació demasiado pronto. Los médicos decidieron ponerlo dentro de una bolsa de plástico. ¡Es increíble lo que pasó entonces!

Sharon Grant es una mujer de 37 años que estaba en su vigésima semana de embarazo cuando se dio cuenta de que su niño dejó de crecer. Se tenía que hacer una cesárea tan pronto como fuera posible.

La pequeña Pixie nació el 12 de mayo a las tres de la tarde. Apenas pesaba medio kilo y estaba en una condición terrible, por lo que los médicos informaron a Sharon de que a su hija apenas le quedaba una hora de vida. Se la llevaron a la unidad de cuidados intensivos y la conectaron al equipo.

1


Pusieron el pequeño cuerpo en una bolsa de plástico para aislarla y para garantizarle la temperatura adecuada. La madre no pudo abrazar a su hija durante unos días. Era demasiado peligroso.

Pero por fin se vio una luz de esperanza. Pixie empezó a ganar peso y se estaba volviendo más fuerte con el tiempo. Pasó 5 meses en el hospital hasta que le dieron el alta y pudo irse a casa. Hoy es una niña sana y feliz. Quién iba a pensar que una bolsa de plástico le salvaría la vida.

2 3  5


source : skameika.info

Reply