¡Estaba sentado en una ballena muerta, rodeado por tiburones enormes!

¡El australiano Harrison Williams hizo algo verdaderamente estúpido! Nadie antes había decidido hacerlo. Este fotógrafo y amante de los deportes extremos decidió saltar del barco y subir una ballena muerta flotando.

Hasta el día de hoy no se sabe, por qué lo hizo.



¡Después de unos minutos, se acercó un montón de tiburones tigres!

4



Estuvo sentado allí durante mucho tiempo, ya que los antropófagos adando alrededor le impedían bajar y nadar hacia el barco. ¡Un movimiento en falso y habría sido devorado!

1



Por suerte, se rescató. Si no fuera por la ayuda de sus amigos, no se sabe cómo abcabaría esta histora. Por su comportamiento habría podido incluso perder la vida.

Gracias a Dios, todo terminó de forma positiva.

¿Te ha parecido extraño su comportamiento? ¡Comparte este publicación con los amigos por Facebook!

3

Página 1 de 1

source : news.com.au

Reply