Esta mujer no se lo piensa dos veces antes de ayudar a un niño muriendo

Se dice que el siglo veintiuno es el siglo de los niños. Todo el funcionamiento del mundo está destinado a ellos. Pero no en todos los países. En los países subdesarrollados, a los niños todavía no se les aprecia lo suficiente. Su salud y su vida están en constante peligro. Por desgracia, la pobreza en la que se ven envueltos tiene una gran influencia en la alta tasa de mortalidad infantil.

Por suerte, hay personas para los que el destino de un niño es lo más importante y no dudan ni un instante en echar una mano.

Anja Ringgren Loven es una mujer danesa que trabaja en Nigeria de voluntaria. Cuando iba por las calles de la ciudad, vio a un niño famélico, desnudo y sin nadie que lo cuidara.

1


¡Los padres del pequeño de dos años lo habían abandonado por una superstición! Creían que el niño era un brujo.

2


El niño vagó por las calles durante ocho meses. Es un milagro que sobreviviera tanto tiempo.

3


source : boredpanda.com

Reply