Esta imagen se ha convertido en una sensación de Internet en una noche. ¿Por qué? ¡Es por el peculiar mensaje que trae!

El 13 de abril de este año, Ayanna Toye Barrows colgó algunas fotos en su perfil de Facebook. Muestra a su hija con un chico que conoció en la playa. Bajo la foto escribió una frase que conmovió los corazones de miles de usuarios de la red. Aquí está lo que puso:

Mi hija y yo estamos paseando en Myrtle Beach mientras se pone el sol cuando a mi hija se acerca un niño adorable. Comparte con ella un diente de tiburón que tenía alrededor de su cuello. Le dice su nombre y le pide el suyo, el cual se lo da. Se despiden diciéndose adiós y andando en direcciones opuestas.

1


Pocos minutos después, el chico vuelve corriendo gritando el nombre de mi hija. Ella se gira y le recibe con una sonrisa. Hablan un poco, especialmente de su diente de tiburón super molón que parece ser que le da poderes. :)

Antes de que andaran, hablaran y corrieran, le pedí permiso a su madre para hacer esta foto y aquí está. Nadie los puso así, simplemente se les dijo que sonrieran y no hubo ninguna duda por su parte. Cuando terminamos de andar y llegó el momento de despedirse se abrazaron durante mucho tiempo y se dijeron “adiós” unas 20 veces.

Fue un momento en el que los humanos no entendimos de colores, de juicios, de razas, de odio o de maldad. Es algo puro… dos niños que se conocen en una puesta de sol sin importarles el mundo… solamente existían ellos. Este mundo sería un lugar mejor si actuáramos como estos dos niños.

3

2

Página 1 de 1

source : Ayanna Toye Barrows

Reply