¡Escuchó un débil ladrido que procedía de debajo del parachoques de su coche! Decidió comprobarlo. ¡No pudo creer lo que vio!

Un conductor chino llamado Zhang golpeó un perro viajando a mucha velocidad. No se detuvo para ver qué había pasado. Pensó que el animal estaba muerto.

De repente escuchó un ladrido muy débil. Al principio no sabía de dónde procedía. Paró el coche y comprobó qué había pasado. No pudo creer lo que vio. El perro, herido, estaba en medio del parachoques.

1



El hombre intentó sacar al perro, pero no pudo. Se subió al coche y se acercó al veterinario más cercano, el cual estaba a más de 400 km del lugar del accidente.

2

5


source : distractify.com

Reply