Una niña nació pesando solamente 200 gramos. Su madre pensó que era el final…

Es un verdadero milagro cuando incluso los médicos se preguntan cómo es posible que sobreviviera la bebé.

Es fantástico que la gente tenga tanta suerte. Especialmente, una madre que estaba preparada para lo peor. Los problemas con el embarazo de Megan empezaron al principio de todo, cuando sufría unos ataques que la terminaban llevando al hospital. Estuvo ahí durante un mes, observada bajo todos los ángulos posibles. Los médicos monitorearon los parámetros vitales de su niña y un día vieron que la pequeña no se movía. Tuvieron que operar a la madre al instante.

1


Megan sufrió un ataque de pánico y empezó a gritar que el diablo era un mentiroso y que nunca conseguiría a su bebé. Lloró mucho cuando los médicos la trasladaron a cirugía porque estaba segura de que había perdido a su hija.

2


¡La niña nació en la semana 14 del embarazo y pesaba solamente 200 gramos! Es el bebé más pequeño en ser salvado en toda la historia del hospital Carolinas Medical Centre, en Charlotte. Los médicos, a pesar de estar contentos con el éxito, eran también cautos. Con tal de apoyar a su hija con un buen poder, Megan le puso de nombre E’Layah Faith. La niña demostró una gran voluntad para vivir y finalmente empezó a ganar peso.
3


source : hefty.co

Reply