¡Después de la guerra de Secesión aparte de campos de batalla se quedó algo más! ¡Tienes que ver qué era!

En los años 1861-1865 a causa de la guerra de Secesión casi 620 mil soldados perdieron la vida. No extraña que en esta época se hayan inventado tantos relatos de soldados muertos vagando o de gritos tremendos que venían de los campos de batalla.

Algunos existen hasta hoy en día, al parecer, reales.

¿Es cierto? ¡Tú mismo dirás!


Gettysburg fue uno de los sitios más sangrientos de la guerra de Secesión. Un día los soldados combatiendo se fijaron en un hombre descalzo, que tenía puesto el uniforme de la unidad de milicia de Texas. Tenía el pelo alborotado y llevaba un sombrero con el ala ancho.

Dijo: “Esto, lo que andáis buscando, vais a encontrar allí” e indicó el Valle de Plum Run, luego desapareció.

1




Una casa en la calle Poromac en la ciudad histórica Harpers Ferry (Virginia Occidental) está poseída por un niño que durante la guerra fue un espía. Lo desenmascararon y mataron en este edificio. ¡Desde entonces la casa está encantada!

3



En el lugar de una de las batallas más grandes (campo de batalla de Chickamauga), al parecer, deambula un espíritu muy raro. Se esconde en los bosques atemorizando a los habitantes de aquella zona. Lo llaman el “Ojo Verdi”. No se sabe quién realmente sea, unos dicen que es un soldado muerto buscando su cabeza, otros que es una bestia salvaje.

4


source : subfeed.blogspot.com

Reply