Dejó de beber Coca-Cola tras sufrir un ataque al corazón. ¡El cambio que sufrió su cuerpo es increíble!



Sabía que estaba gorda, pero no podía dejar de beber Coca-Cola. Solamente me di cuenta del daño que le provocaba a mi cuerpo cuando dejé de beberla.

Eliminar las bebidas carbonatadas de mi dieta fue todo un desafío. Quería cambiar mi vida y perder un poco de peso.

El resultado superó mis expectativas más altas. Kira había tenido problemas de sobrepeso desde que era una niña. Cuando tuvo a su hijo empezó a ganar peso. Se acostumbró a la comida rápida y a la Coca-Cola para superar su depresión posparto. ¡Pero los efectos fueron desastrosos! No solamente tenía sobrepeso, sino que además sufrió un severo ataque al corazón.

¡Menos mal que al final entró en razón! ¡Le deseamos la mejor de las suertes!

4

5 6


source : mirror.co.uk

Reply